Vicentin, del «estrés financiero» a la expropiación: crónica de una crisis

Seis meses después de haber declarado la cesación de pagos, el Gobierno enviará un proyecto de ley para gestionar a un actor clave del mercado de granos.

El Gobierno golpeó la mesa del sector agroexportador y sorprendió con un anuncio que cambiará las relaciones de fuerza entre el Estado y los privados en el mercado alimenticio.

El Poder Ejecutivo dispuso la intervención de Vicentin, la sexta agroexportadora más importante del país y que atraviesa una crisis terminal desde fines de 2019. Además, enviará un proyecto al Congreso para resolver la expropiación de la compañía.

Los activos de la empresa pasarán a formar parte de un fondo fiduciario que será administrado por YPF Agro, una empresa relacionada al campo de la petrolera de propiedad mixta entre el Estado y el sector privado.

Vicentin, se calcula, generó unos U$S3000 millones por ventas al exterior en el último año, según estimaciones privadas.

Además, el sector público controlará a un jugador clave en el mercado alimenticio, un rol similar al que tiene YPF en el petrolero. De todas formas, su participación es menor. Mientras la petrolera concentra el 50 por ciento de las ventas, Vicentin representa menos del 10 por ciento de la venta de granos.

Como parte de la expropiación, el Estado además se haría cargo de distintas empresas pertenecientes al Grupo como puertos, compañías del sector algodonero, de la carne y hasta bodegas y fábricas de jugos.

En su discurso, el Presidente describió la medida como una «operación de rescate de una empresa de magnitud en el mercado», y añadió que «favorece a la Argentina en este momento para lograr una soberanía alimentaria».

decisión provocó el rechazo de Juntos por el Cambio y de un sector de la dirigencia agropecuaria. La oposición acusó al Gobierno de querer «girar hacia Venezuela», mientras que la Sociedad Rural se manifestó «preocupada».

Crónica de una crisis y una expropiación

Días antes de que Alberto Fernández asumiera la presidencia, autoridades del Grupo Vicentin informaron que la empresa se encontraba en un estado de «estrés financiero» y que no podía hacer frente al pago de 350 millones de dólares.

Desde ese momento, la caída de la cuarta empresa agroexportadora más grande del país, que liquidó más de 8,4 millones de toneladas de granos en la campaña 2018/2019, provocó un fuerte estruendo en el mercado y en la Bolsa de Comercio de Rosario, luego de que empezara a trascender información de que el Banco Nación, que era el principal acreedor, había otorgado préstamos a una firma que terminó siendo insolvente.

financiamiento generó fuerte críticas por parte de las nuevas autoridades de la entidad, con Claudio Lozano a la cabeza, y se inició una investigación para determinar cómo y por qué se le otorgó más de 18.000 millones de pesos a una empresa que meses después entró en default.

Diciembre de 2019

La empresa apostada en el Gran Rosario anunció que puso en marcha un proceso de reestructuración de pagos debido a una «situación de estrés financiero» y anunció que evaluaba «distintas alternativas» para afrontar los «compromisos adquiridos».

Vicentin liquidó más de 8,4 millones de toneladas de granos en la campaña 2018/2019. (Foto: Reuter)
Vicentin liquidó más de 8,4 millones de toneladas de granos en la campaña 2018/2019. (Foto: Reuter)

12 de diciembre de 2019

La Bolsa de Comercio de Rosario (BCR) intimó a Vicentin a que «en el término de 24 horas presente un informe sobre el total de las deudas vencidas el día de la fecha por contratos de compraventa de granos y los términos generales de una propuesta de regularización de la misma».

24 de enero de 2020

vicepresidente del Banco Nación, Matias Tombolini, confirmó que Vicentin no había presentado ninguna propuesta para cancelar la deuda que mantiene con esa entidad, que alcanza los 18 mil millones de pesos en créditos de prefinanciación de exportaciones. «Desde septiembre que no paga un dólar», dijo desde Necochea.

La cerealera contestó ese día que los dólares de la deuda de la empresa «no se fugaron del país, sino que está invertidos en bienes productivos». La compañía aclaró su postura respecto a la puesta en duda sobre el origen de la deuda por más de 18.000 millones de pesos que mantiene con el Nación, adquirida durante la gestión de Mauricio Macri.

Un grupo de organizaciones reclamó ese día la estatización de la empresa bajo el título «Es hora de soberanía alimentaria». Subrayaron que existe «una posibilidad histórica para estatizar un segmento de la producción, su distribución y la gestión de los alimentos». El pedido estaba firmado por el Movimiento Nacional Campesino Indígena Vía Campesina (MNCI-VC) , la Asamblea Campesina Indígena del Norte Argentino (ACINA), el MTE-Rural, la Unión de Trabajadores de la Economía Popular (UTEP), el Frente Agrario Evita (Rama Rural del Movimiento Evita), el Movimiento Campesino de Formosa (Mocafor), la Federación Nacional Campesina (FNC), y La Vía Campesina.

El debacle del Grupo Vicentin comenzó el 5 de diciembre cuando informó una "situación de estrés financiero". (Foto: Reuter)
El debacle del Grupo Vicentin comenzó el 5 de diciembre cuando informó una «situación de estrés financiero». (Foto: Reuter)

29 de enero de 2020

Asociación Bancaria denunció por «razones y evidencias públicas más que claras», «el intento de fraude y otras maniobras» del Grupo Vicentin-Glencore. Sostuvo que «es incontrastable» a pesar de «los artilugios de la contabilidad creativa con los que procura esconderlas» y aseguró que la situación de la compañía demuestra «la responsabilidad del gobierno de Mauricio Macri».

4 de febrero de 2020

El diputado provincial de Santa Fe Carlos Del Frade propuso la estatización parcial o total de la empresa para que el Banco Nación pueda cobrar la deuda de 18 mil millones de pesos y para preservar «los 4.000 puestos de trabajo que tiene en toda la provincia». El legislador del Frente Social y Popular presentó además un pedido de informes en la Legislatura santafesina para saber «qué relación tuvo Vicentin con el gobierno de la provincia en los últimos cuatro años».

6 de febrero de 2020

Un acreedor de la agroexportadora Vicentin presentó en un tribunal civil y comercial de Rosario el primer pedido de quiebra de la firma santafesina, que había entrado en cesación de pagos en diciembre por «estrés financiero». El grupo Gagliardo Agrícola Ganadera (Gagsa) realizó esa presentación en el juzgado Civil y Comercial 14 de Rosario, a cargo del juez Marcelo Quaglia, añadieron los informantes, aunque no trascendió el monto de la deuda.

7 de febrero de 2020

crisis financiera de Vincetin arrastró a la corredora de cereales rosarina Guardati y Torti, titular del acopio GYT Plus, que anunció su dificultad para afrontar el «cumplimiento temporario de las obligaciones asumidas». A la vez, el Matba-Rofex y Argentina Clearing y Registros decidieron «prohibir la negociación y el registro de nuevas operaciones» por cartera propia o de terceros del trader que atraviesa problemas financieros.

10 de febrero de 2020

Vicentin solicitó la apertura de su concurso preventivo de acreedores. A través de una nota pública, el directorio de la firma confirmó que lo pidió ante el Juzgado de Primera Instancia Distrito Número 4 en lo Civil y Comercial, Segunda Nominación de Reconquista, en la provincia de Santa Fe.

11 de febrero de 2020

La Bolsa de Comercio de Rosario (BCR) suspendió a Vicentin como operadora del Mercado Físico de Granos de dicha institución hasta que «se acredite la homologación del acuerdo preventivo logrado con sus acreedores».

14 de febrero de 2020

El fiscal federal Gerardo Pollicita imputó y pidió abrir una investigación al ex titular del Banco de la Nación Argentina, Javier González Fraga, y a quienes fueron sindicados como responsables de la firma Vicentin, Alberto Padoan y Gustavo Nardelli, en una denuncia por supuestas irregularidades en el otorgamiento de préstamos a esa empresa, según el dictamen fiscal al que accedió Télam.

17 de febrero de 2020

La diputada nacional Vanesa Massetani (del Frente de Todos) presentó un proyecto de resolución por el cual pide informes al Banco Nación por supuestas irregularidades en préstamos otorgados entre 2015 y 2018 a la empresa cerealera Vicentin, y otro en el que propone la creación de una comisión especial encargada de estudiar ese tema.

20 de febrero de 2020

Vicentín incluyó una nueva propuesta de pago a sus acreedores granarios para la cancelación de sus deudas que prevé un pago al contado con una quita del 50%. La compañía santafesina sumó así una oferta alternativa para sus proveedores de granos que le permitiría lograr la cantidad de adhesiones necesarias para alcanzar un Acuerdo Preventivo Extrajudicial (APE).

05 de marzo de 2020

La firma agroexportadora no cumplió con un embarque de exportación que debió haber realizado el 29 de febrero y entró en cesación de pagos con los tenedores de un fideicomiso financiero por US$ 50.000 para financiar sus ventas externas.

Lo informó a la Comisión Nacional de Valores (CNV) y a la Bolsa de Comercio de Buenos Aires, TMF Trust Company en su carácter de fiduciario del Fideicomiso Financiero Vicentín Exportaciones VIII.

6 de febrero de 2020

Un juzgado civil de la localidad santafesina de Reconquista declaró la apertura formal del concurso preventivo de la agroexportadora Vicentin SAIC y fijó el 9 de junio como fecha tope para la verificación de créditos.

1 de junio de 2020

Dirigentes políticos, sindicales y sociales solicitaron que la agroexportadora sea declarada «empresa pública no estatal» para evitar «una mayor concentracion y extranjerizacion del comercio exterior de granos y de la cadena de producción alimentaria». Entre los firmantes del documento figuran Claudio Lozano, Pedro Peretti, Mempo Giardinelli, Carlos del Frade, Fernando «Pino» Solanas, Victoria Donda, Horacio González, Alcira Argumedo, Juan Grabois, Maristella Svampa, Damaris Pacchiotti, Itai Hagman, Agustina Donnet, Juan Carlos Alderete, Caren Tepp, Jorge Bernetti, Letizia Quagliaro, Rubén Giustiniani, Ana Galmarini, Juan Monteverde, Victor de Gennaro, Leonardo Grosso, Daniel Menéndez y Omar Principe (ex pte de FAA), entre otros.

5 de junio de 2020

La justicia de Santa Fe fijó un nuevo plazo para que los acreedores de Vicentin presenten sus pedidos de verificación de créditos hasta el 25 de agosto inclusive, como parte del concurso preventivo de la compañía tras entrar en cesación de pagos. El Juzgado de Primera Instancia Civil y Comercial de la Segunda Denominación de localidad santafesina de Reconquista, aprobó que los acreedores puedan realizar los pedidos de verificación de manera no presencial.

8 de junio de 2020

El presidente Alberto Fernández anunció la firma de un DNU para la intervención del grupo cerealero y anticipó que remitirá al Congreso un proyecto de ley de expropiación para afrontar el proceso de concurso preventivo que podría derivar en su quiebra. En conferencia de prensa en la Quinta de Olivos, el jefe de Estado dijo que con esta decisión la Argentina está «dando un paso hacia la soberanía alimentaria».

Fuente: Tn

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *