Video: miles de peces muertos por falta de agua en una laguna del sur santafesino

La histórica sequía que sufre el sur provincial, acompañada de extremas temperaturas, está generando preocupantes consecuencias en el medio ambiente. «Necesitamos lluvias abundantes para que se revierta esta triste realidad», expresó el intendente de Villa Cañás, Norberto «Tito» Gizzi.

Las autoridades recomiendan no consumir los ejemplares.

La ciudad de Villa Cañás, en el departamento General López, sigue sufriendo las consecuencias de la histórica sequía que atraviesa la región, con la laguna prácticamente sin agua y la mortandad de miles de peces por la falta de oxigenación producto de la ausencia de lluvias y la evaporación que es mayor en las jornadas de calor extremo.

“Es alarmante lo que estamos viviendo. El viernes estuvimos en la cuenca Las Encadenadas y está todo seco, no hay nada de agua y eso que nosotros recibimos agua de Venado Tuerto, Maggiolo, San Eduardo, Murphy, Runciman, María Teresa, Santa Isabel, todo confluye aquí y finaliza en Teodelina, pero la sequía hace que hoy no tengamos nada”, contó el intendente Norberto “Tito” Gizzi.

Seguidamente recordó que en el invierno “teníamos una cantidad muy importante de peces, sobre todo pejerrey, y la gente venía a pescar y sacaba muy buenas piezas. Si bien los que saben nos dicen que estos ejemplares deben estar muy abajo, con la poca agua que hay, en los juncos y el barro, la verdad no hemos visto ninguno”, añadiendo que los peces muertos que se observan y que incluso se muestran en videos que circularon en los últimos días, la gran mayoría son carpas.

Las autoridades limpian la costa para evitar el mal olor.


Según precisó, esta mortandad se da por la falta de oxigenación. “Estamos hablando que lo más profundo de la laguna debe tener 30 centímetros y a la orilla prácticamente nada. Por evaporación y falta de lluvia se consume todo el oxígeno que hay y los peces mueren”, explicó.

También señaló que, junto al personal, “estuvimos juntando y limpiando porque eso genera un olor importante. Lamentablemente tenemos que vivir esto”.

Por evaporación y falta de lluvia se consume todo el oxígeno que hay y los peces mueren.


Y añadió: “El fin de semana llovió, aunque el registro fue de 20 milímetros en la ciudad y en la zona de la cuenca apenas debe haber llegado a los 10 milímetros. Esto no impactó en nada y hasta que no haya un frente de tormenta que abarque toda la región (Córdoba, La Pampa, Buenos Aires y Santa Fe) y descargue, como mínimo 80 milímetros, no vamos a recuperar la Cuenca Las Encadenadas. Sin embargo, los pronósticos no son alentadores, todo lo contrario, ya que estamos hablando de que no hay próximas lluvias”.

Además de los efectos que este período de seca está provocando en las lagunas, el mandatario mostró su preocupación por el sector productivo. “Necesitamos de la actividad agropecuaria, no sólo Villa Cañás, sino todo el departamento General López; el trigo prácticamente se ha perdido y ahora estamos con la cosecha gruesa. Las consecuencias económicas las vamos a padecer en los próximos meses”.

Sin actividad náutica

Uno de los fuertes que tiene la laguna es la actividad náutica, aunque con la poca agua hoy “es imposible”, planteó Gizzi, indicando que hay algunas lanchas que quedaron en la guardería.

En cuanto a la pesca consideró que también está afectada por esta realidad, incluso “hubo gente que nos llamó para ir a buscar esas carpas muertas, pero no se recomienda su consumo por el origen de su muerte, lamentablemente porque es una fuente de alimento importantísima”, enfatizó.

Temporada de verano

Por otro lado, el intendente resaltó que el balneario funciona con sus piletas, tanto la principal como la de niños; los asadores; las sombras que ofrecen los árboles; la proveeduría que funciona en el quincho. “El lugar está habilitado para que la gente pueda ir a disfrutar de esta temporada de verano, sabiendo también que no se podrá aprovechar la laguna como uno quisiera”, sentenció.

Fuente: EL LITORAL