El Gobierno desplegó a la Policía aduanera en el Mercado Central para intentar controlar los precios

Supervisan remarcaciones y distorsiones en costos de alimentos locales e importados. El procedimiento tiene lugar un día después de las medidas anunciadas por Economía.

Operativo de la policía aduanera en el Mercado Central tras el dato de 8,4% de inflación de abril (Foto: prensa Ministerio de Economía).

Tras los anuncios para tratar de contener el impacto de la fuerte inflación de 8,4% de abril el Gobierno dispuso operativos en el Mercado Central en un intento de controlar los precios. El procedimiento lo encabeza la policía aduanera AFIP-Aduana, con la misión de controlar la trazabilidad de los alimentos importados y de producción local con distorsiones de precios. Desde el Ministerio de Economía plantearon que “no hay justificación para que remarquen por el dólar blue”.

Una de las medidas dispuestas por el Ministerio de Economía pasa por el nuevo rol del Mercado Central para ser “importador directo de alimentos”, porque justamente la categoría de alimentos y bebidas tuvo una fuerte suba de 10,1% en abril, según el último dato de inflación del INDEC.

Leé también: El Gobierno pone en marcha nuevas medidas para frenar la inflación, pero advierten que el impacto será acotado

Entre las políticas definidas el fin de semana por el Palacio de Hacienda se habilita al Mercado Central a “importar en forma directa alimentos con Arancel Cero” con el objetivo de “crear mayor oferta de productos sin costo de intermediación”, tras advertir sobre “la detección de distorsiones en los precios de los alimentos por parte de la Secretaría de Comercio por el abuso de empresas con posición dominante de mercado”.

Controles de precios en el Mercado Central a cargo de la Policía Aduanera, tras el dato de inflación de 8,4% de abril (Foto: Prensa Ministerio de Economía).
Controles de precios en el Mercado Central a cargo de la Policía Aduanera, tras el dato de inflación de 8,4% de abril (Foto: Prensa Ministerio de Economía).

Desde el Palacio de Hacienda explicaron que “el objetivo es reducir el precio efectivo de venta al público de productos frescos (frutas, verduras, hortalizas, carnes) y productos secos no perecederos (alimentos de primera necesidad) para defender el consumo de las personas”.

Los detalles del operativo en el Mercado Central con el objetivo de controlar los precios

  • El personal de la Policía Aduanera hizo el operativo en forma conjunta con la Dirección General Impositiva (DGI) y la de Seguridad Social, todas dependientes de la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP).
  • Las actuaciones fueron a partir del artículo 123 del Código Aduanero, que establece que en la zona secundaria aduanera “el servicio aduanero, sin necesidad de autorización alguna, podrá detener personas y mercadería, incluidos los medios de transporte, a fin de proceder a su identificación y registro”.
  • En la distribución por zonas aduaneras la primaria es en la que se habilitan recintos para la práctica de los procedimientos aduaneros, considerándose la parte restante zona secundaria.
  • Desde la Aduana explicaron que “se procedió a realizar una inspección de la mercadería de origen extranjero, a fin de constatar su legal tenencia e introducción a plaza”.
  • En el organismo liderado por Guillermo Michel explicaron que se hizo “un relevamiento de las frutas y verduras de origen extranjero en todos los pabellones y naves del Mercado Central”, entre ellas paltas procedentes de Chile y bananas de Ecuador, consigna la agencia Télam.