Alberto Fernández volvió a defender las PASO, cuestionó el liderazgo de Cristina y recordó sus “descuidos éticos graves”

El primer mandatario reiteró que “Perón hubo uno solo” y pidió internas; sus referencias a los contratos con Lázaro Báez encendieron críticas desde el cristinismo y cerca de Sergio Massa

Asamblea legislativa , el presidente alberto fernandez y la vice cristina fernandez de kirchner en el recinto del congresoRicardo Pristupluk – La Nacion

n una estudiada respuesta a la aparición televisiva de la vicepresidenta Cristina Kirchner, el pasado jueves, el presidente Alberto Fernández escaló este domingo el conflicto interno con la exmandataria en torno a la definición de las candidaturas del oficialismo y alejó las chances de una cumbre entre ambos para resolver el futuro del espacio común.

Más allá de insistir en la necesidad de “democratizar el espacio y que la gente vote”, el Presidente cuestionó el liderazgo de Cristina Kirchner, al afirmar que “Perón hubo uno solo” y hasta habló de “descuidos éticos graves” en el vínculo entre la exmandataria y empresarios de obra pública como Lázaro Báez, eje de la condena judicial en la causa Vialidad.

Sin respuesta directa de la expresidenta, sus declaraciones a Eldiario.ar no cayeron bien en el cristinismo y el massismo, donde hablaron de un “acuerdo con (Horacio) Rodríguez Larreta para seguir haciendo daño”, y de “buscar lugares para su gente”, en las listas de candidatos, parte del escenario de incertidumbre que hoy sacude al oficialismo.

“Cristina no es corrupta, yo la conozco. Eso lo puedo afirmar sin dudar. No lo es. Alguna gente puede decir que fue una imprudencia ética muy grave haber firmado acuerdos con alguien a quien conocían de antes, devenido en empresario vinculado a la obra pública (se refiere a Lázaro Báez). Pero los descuidos éticos graves que algunos puedan señalar no siempre son delitos, por eso me parece que hay que hacer la diferencia”, dijo Fernández en un tramo de la extensa entrevista.

Alberto Fernández y Sergio Massa, en Olivos
Alberto Fernández y Sergio Massa, en Olivos

Antes, había insistido en la necesidad de contar con varios candidatos a presidente compitiendo en las primarias, y cuestionó la teoría de “garantiza el tercio” propio para “entrar al ballottage”, sostenida por Cristina Kirchner en su entrevista con C5N.

“No logro entender qué significa ‘garantizar el tercio’. Es obvio que hay que trabajar para fidelizar el voto propio, el secreto es ir más allá de los fieles para poder garantizar un éxito. ¿De qué me sirve garantizar mi piso, mi tercio, y entrar en la segunda vuelta, si en esa instancia no sumo votos?”, dijo el Presidente, quien no quiso hablar de nombres propios, pero sí pregonó por una “amplia participación” con varios postulantes del oficialismo en las primarias.

“No creo que el peronismo pueda seguir siendo personalista, verticalista y todas las cosas que fue cuando Perón vivía. Habrá gente con más capacidad de liderazgo, habrá gente con mucho carisma, pero no son Perón”, dijo Fernández, en clara alusión a los sectores que, desde La Cámpora, el massismo y distintos movimientos del oficialismo aguardan señales de la vicepresidenta para definir un candidato de “síntesis”.

Cristina Kirchner y Sergio Massa, en una sesión del Congreso
Cristina Kirchner y Sergio Massa, en una sesión del CongresoCHARLY DIAZ AZCUE – ARGENTINA’S SENATE

“Lo de Alberto está centrado en el cierre de listas, quiere lugares para su gente”, lo cuestionaron desde el Frente Renovador. E insistieron en que el ministro de Economía, Sergio Massa, sería el indicado para asumir esa postulación de síntesis. “Si no vamos con candidato unificado, podemos terminar detrás de (Patricia) Bullrich, (Javier) Milei y Rodríguez Larreta en las PASO. Sería una catástrofe con consecuencias políticas”, advirtieron cerca del tigrense. ¿Y si termina habiendo PASO? Desde el Frente Renovador no descartaban lanzar el próximo 10 de junio la candidatura a presidente de Gustavo Sáenz, cercano a Massa y reelecto como gobernador de Salta.

Desde el espacio cristinista, que tiene como candidatos al ministro del Interior, Eduardo “Wado” de Pedro, y como posibilidad al gobernador bonaerense, Axel Kicillof (hoy lanzado a su reelección en la provincia), hablaron de un “pacto de Alberto con Larreta para seguir haciendo daño” y hasta ironizaron con que el Presidente “vio la luz, cuatro años después de haber sido designado por el dedo de Cristina”.

Un cristinista convencido, el líder de la CTA, Hugo Yasky, reivindicó ayer la decisión de Cristina de haber convocado a Fernández en 2019, pero sólo con el objetivo de atraer a Massa hacia el Frente de Todos. “Para traer a Sergio Massa necesitabas a Alberto Fernández; él era el puente”, dijo Yasky a FM Milenium, hoy crítico del Gobierno.

Movimientos

Mientras el embajador en Brasil, Daniel Scioli, continúa con sus actividades de campaña -el sábado realizó una recorrida junto a la ministra de Desarrollo Social, Victoria Tolosa Paz, y publicó unos curiosos videos en la red TikTok en los que aparece atándose el nudo de la corbata con una sola mano- desde el albertismo relativizaron la entrevista, y afirmaron a este diario que las declaraciones del Presidente “repiten lo que ya dijo”, incluidas las referencias a la obra pública.

Tal vez avizorando un final de conflicto en favor de la vicepresidenta, otros referentes del PJ porteño comienzan a explicitar su apoyo a la candidatura de Kicillof.

“(Kicillof) es quien tiene la capacidad de mayor representatividad, de generar mayor entusiasmo en la movilización de la propia fuerza política. Frente a la no presencia en la boleta de Cristina, yo creo que es Axel Kicillof”, dijo el exministro de Educación Nicolás Trotta, en declaraciones a radio Continental. El nuevo capítulo, descuentan desde el Frente de Todos, será el jueves 25, con la movilización y acto a Plaza de Mayo, en el que Cristina será, otra vez, figura excluyente.

Fuente: LA NACION.