La trastienda de la decisión de la Corte Suprema: el acuerdo previo y la sorpresa de Carlos Rosenkrantz

Los jueces del máximo tribunal aceptaron tomar el caso y fallarán en un corto tiempo sobre el futuro de los tres magistrados desplazados.

Este martes cuando el presidente de la Corte Suprema Carlos Rosenkrantz se conectó a la sesión de Zoom para mantener la reunión pactada con el resto de los jueces rápidamente se dio cuenta de que sus cuatro colegas ya se habían puesto de acuerdo. El máximo tribunal se aprestaba a dar lugar al recurso de per saltum para definir el futuro de los tres magistrados desplazados por el Senado tras investigar a Cristina Kirchner.

En una decisión leída en lenguaje político, los cinco miembros de la Corte aceptaron tomar el caso salteando las instancias previas y podrían fijar una postura sobre la cuestión de fondo en un lapso de tiempo rápido, según explicó Luciana Geuna en TN Central.

El fallo de este martes frena el traslado de los camaristas Leopoldo Bruglia y Pablo Bertuzzi y del magistrado Germán Castelli. De todas formas, no ordena que estos vuelvan a sus cargos. El máximo tribunal dejó en suspenso la remoción, pero no los restituye a los lugares que ocupaban antes de la resolución del Senado de la Nación.

De esta manera, además la Corte Suprema le advierte al Consejo de la Magistratura que no ocupe los lugares de ninguno de ellos hasta tanto no exista una sentencia definitiva sobre la cuestión de fondo, es decir si el oficialismo puede removerlos a través de una votación del Senado.

El máximo tribunal prevé definir en los próximos días si Bruglia y Bertuzzi vuelven a la Cámara Federal porteña y Castelli al Tribunal Oral Federal 7, que tiene a su cargo la causa de los cuadernos de las coimas y, por ende, investiga la responsabilidad de la vicepresidenta Cristina Kirchner en el caso.

El expediente tenía una relevancia tal que obligó a Ricardo Lorenzetti a volver de su casa de Rafaela y a Horacio Rosatti de Santa Fe. A pesar de que la mesa de reuniones de la Corte es lo suficientemente grande para nueve integrantes, las medidas de aislamiento social obligan a los jueces a mantener sus encuentros virtuales cada uno desde su despacho. Todos los miembros del tribunal son pacientes de riesgo.

Como en otros fallos relevantes, la sentencia fue tomada por unanimidad. Tras enterarse de que los cuatro miembros colegas ya contaban con una suerte de acuerdo previo sobre la aceptación del recurso de per saltum, Rosenkrantz emitió un voto “concurrente”, es decir que no contradijo a la mayoría, pero marcó sus argumentos distintivos respecto del resto, explicó Luciana Geuna.

La Corte acortó los plazos y decretó días y horas inhábiles, por lo que es probable que la decisión sobre el fondo se conozca pronto. No hay una fecha establecida. Hasta que resuelva la cuestión de fondo, los magistrados permanecen de licencia, porque así lo solicitaron.

Los camaristas Leopoldo Bruglia y Pablo Bertuzzi y el juez Germán Castelli fueron removidosde sus cargos luego de que el Senado rechazara los traslados a sus cargos, que se llevaron adelante durante la gestión de Mauricio Macri.

Bruglia y Bertuzzi integraban la Cámara Federal porteña y Castelli formaba parte del Tribunal Oral Federal 7, que entre otros casos, debe juzgar a Cristina Kirchner en la causa cuadernos. El oficialismo los removió y ordenó que regreses a sus tribunales de origen.

El oficialismo cuestionó el traslado de un total de diez jueces durante la gestión de Cambiemos, al argumentar que se decidieron sin cumplir una serie de requisitos necesarios. Entiende que no se respetaron las jurisdicciones, las competencias ni las jerarquías, y que faltó la aprobación del Senado.

El viceministro de Justicia Juan Martín Mena cuestionó este martes la decisión de la Corte Suprema de dar curso al per saltum al plantear que hubo “aprietes e intimidaciones” que hicieron que el máximo tribunal hiciera uso de “una herramienta excepcional” que no se aplicó ante otros casos. “Desconozco cuál es el ‘gravedómotro’ (sic) que usan para responder”, ironizó en diálogo con el medio.

“Hace unos cuantos días denunciamos ciertos aprietes e intimidaciones que venía sufriendo la Corte para acelerar esta cuestión”, aseguró. “La decisión nos va a dar la posibilidad de saber cuanto antes cuál es la interpretación definitiva de esta cuestión y, sobre todo, si tenemos un máximo tribunal que respeta la constitución y los poderes del Estado o si se maneja conforme una agenda de presiones que se fija desde otro lado”, planteó.

Entre la oposición, la principal repercusión llegó del lado de la exdiputada Elisa Carrió, que celebró este martes desde su cuenta de Twitter la decisión tomada por la Corte Suprema. “¡Ay! La República está muy, muy feliz. ¡Gracias a Dios!”, manifestó ‘Lilita’ en su cuenta de Twitter.

Fuente: TN

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *