Perotti y Aníbal Fernández apuran un plan antinarco en Rosario

El flamante ministro de Seguridad de la Nación se reunió con el gobernador a solo dos horas de haber asumido.

A sólo dos horas de asumido, y a todo ritmo, el flamante ministro de Seguridad de la Nación, Aníbal Fernández, recibió al gobernador Omar Perotti para abordar el drama de la inseguridad en la provincia de Santa Fe, y en particular en Rosario. Anticipó un “plan profundo” para la bota santafesina. Fue la primera reunión oficial del ministro. En la puerta misma del ministerio, tras un encuentro de una hora, Fernández agregó: “Soy un hombre de consensos y no estoy para llevar las cosas a los empujones”.

Por su parte, tras el encuentro el gobernador señaló que su pedido va en el sentido de una “presencia firme y fuerte de las fuerzas federales”, y la concreción de un plan que se terminará de diseñar en la semana, luego de que el flamante ministro de Seguridad se reúna este martes con las cúpulas de todas las fuerzas federales. Perotti rescató a su vez las palabras del presidente Alberto Fernández, de “no permitir que en el territorio nacional sucedan estas acciones”, en relación a los delitos vinculados al narcotráfico que azotan al territorio santafesino, en particular a Rosario.

Como novedad, Perotti reclamó “la necesidad de incrementar la justicia federal”, una referencia directa a la nueva ley de reforma de la justicia que por ahora se encuentra trabada en la Cámara de Diputados, luego de obtener media sanción en el Senado. “Necesitamos más justicia federal, necesitamos más funcionarios, tenemos la misma estructura de casi 20 años atrás, para un delito que ha crecido enormemente”, y también subrayó “la necesidad de incrementar el trabajo de la UIF (Unidad de Información Financiera) para todo lo que sea el lavado de activos, necesitamos una mirada de otra manera”.

A su vez, el gobernador santafesino reclamó que el plan de las fuerzas de seguridad sea acompañado por “un trabajo social, no podemos aceptar que el delito sea una salida laboral para los jóvenes”

Por lo demás, Perotti parece haber tomado la idea del nuevo ministro nacional en el sentido de concentrar en una sola fuerza federal (se presume, Gendarmería) toda la acción antinarco en Rosario, siempre bajo la conducción del Ministerio de Seguridad de la Nación. Otra de las preocupaciones centrales que Perotti le trasladó a Fernández fue la necesidad de custodiar a los miembros de poder judicial que intervienen en el juzgamiento a los narcos, y que su seguridad ha sido puesta en vilo en los últimos meses.

“Necesitamos que se entienda que estas situaciones no se dan en cualquier otra provincia, se instauró un sicariato”, le trasmitió Perotti y Fernández.

Antes de ingresar a la reunión que se inició puntual este lunes, a las 19, Perotti anticipo que “las fuerzas federales van a ayudarnos transitoriamente mientras podemos fortalecer con más uniformados nuestra propia institución. También garantizar la seguridad de todos los que llevan adelante los juicios, trabajadores, fiscales, jueces, tienen que estar plenamente protegidos para cumplir su cometido”

Respecto del flagelo del narcotráfico, el titular de la Casa Gris evaluó: “Si hay países muy poderosos en el mundo que no pueden con el narcotráfico, nosotros de la noche a la mañana no vamos a hacer maravillas. No podemos permitir impunidad, ni que desde la propia policía de Santa Fe tengamos funcionarios que colaboraron con el narcotráfico”.

Otro elemento de gran preocupación que se conversó en la se del Ministerio de Seguridad de la Nación fue la necesidad de cortar los vínculos delictivos que se operan directamente desde las cárceles. “Necesitamos que desde los penales nacionales no exista la libertad para que pueda generarse el delito por parte de los mismos detenidos”

Finalmente, Perotti evaluó que “en Santa Fe, este año, ingresaron 1600 agentes (a la policía provincial), y el año que viene ingresarán 2500, estamos recomponiendo la institución policial. Cuando llegamos a la gobernación, ingresaron sólo 400 agentes, porque mil de ellos fueron jubilados”.

Fuente: LA CAPITAL.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *