En 12 meses, los alimentos básicos subieron hasta 25 puntos más que la inflación

La carne, los lácteos, las infusiones marcan aumentos de más del 70%, contra una inflación interanual del 52%. Lo mismo ocurre en lo que va de 2021.

Los precios de los alimentos básicos, como carnes, pollo, filet de merluza, leche y lácteos (quesos, manteca, dulce, yogurt), aceite,  café y yerba mate, en un año, le aumentaron hasta 25 puntos porcentuales por encima de la inflación promedio y unos 20 puntos por encima de los salarios formales y a las jubilaciones y pensiones.

En lo que va del año, se repite este fenómeno. Y carnes, pescado, pan de mesa, leche y lácteos, aceite, café, yerba mate, tomate y vino común aumentaron por encima del 37% de inflación promedio.

Los datos difundidos por el INDEC marcan que, con relación a septiembre de 2020, los distintos cortes de carne aumentaron entre el 73,4% (carne picada común) y el 84,8% ( asado) versus una inflación promedio del 52,5%.

El pollo no se quedó atrás, con un alza del 68,4% y la leche y lácteos subieron entre el 59,9% y el 74,2%. El litro de leche fresca entera acumuló un aumento del 67,6%. El aceite de girasol registró una suba del 74,3%. El café molido aumentó un 60,1%, la yerba mate el 70,4%, y el vino común se consagró en esta lista con un alza del 120% anual, más que duplicando la inflación promedio.

En septiembre se destacó la harina que aumentó un 6,1%, el aceite continuó en alza con un 5,8%, la leche fresca pegó otro sacudón del 8,1%, el café subió 10,8% y el tomate 20,7%.

Estos son valores para Capital y GBA. En el interior del país, los precios promedio de estos alimentos son más caros que en la Región Metropolitana.

Por ejemplo, la leche entera fresca que en Capital y GBA registró en septiembre un precio promedio de $ 93,73 , en el NOA fue de $ 108,87, un 16,2% más caro. El kilo de carne picada que en la Región Metropolitana figura con $ 431,41, en el NEA estuvo a $ 452,52.

La diferencia más “escandalosa” es con el aceite de girasol: 1,5 litros $273,66 en Capital y GBA, y trepa entre $ 309,25 (Patagonia) y $ 384,81 ( NOA) en el interior.

La suba de los precios de los alimentos impacta de manera distinta según los sectores sociales y regiones del pais.

Los sectores de menores ingresos destinan el 45,2% de sus gastos a la compra de alimentos. En la otra punta, el 20% más rico, el 26,6%. Por eso la suba de los precios de los alimentos golpea más a los que tienen ingresos bajos.

Esto se repite en la canasta básica de pobreza. En Capital y GBA los alimentos pesan un 33% frente a un 23,4% en el Índice de inflación. En el Norte es más alta la diferencia.

También el peso de los alimentos, en especial los básicos, en el gasto de los hogares es más alto en el interior del país que en la Región Metropolitana. Por ejemplo, en la Región Metropolitana los alimentos representan el 23,44% del gasto de los hogares, mientras salta al 35,3% en el NOA y el 34,67% en el NEA.

Fuente: CLARIN

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *