Macri viajó a Santiago y este jueves irá a declarar

Con la polémica todavía caliente por haber esquivado presentarse esta semana en una declaración indagatoria, Mauricio Macri se metió de lleno en la campaña, con una actividad el jueves con María Eugenia Vidal y ayer con un viaje relámpago a Santiago del Estero. Sin embargo, la semana próxima ya anticipó que finalmente se sentará ante el juez, aunque también se concentrará en mantener su agenda proselitista, con provincia de Buenos Aires y Córdoba como los dos destinos previstos.

Ante la militancia que se agrupó en el Parque Oeste, de la capital santiagueña, el ex presidente dejó un mensaje de optimismo de cara las elecciones del 14 noviembre, al plantear: “Los vamos a sorprender, vamos a ser aún más (que en las PASO)”. Sin embargo, la expectativa de Juntos por el Cambio en Santiago del Estero es mejorar el resultado de las PASO, donde quedó segundo a 40 puntos del oficialismo. De todas formas, saben que es un partido difícil, ya que también se elige gobernador, por lo que Gerardo Zamora buscará la reelección y pondrá toda la estructura en ese sentido. Apoya a Natalia Neme para gobernadora y Facundo Pérez Carletti a diputado.

En ese aspecto, Macri aprovechó para disparar contra el mandatario provincial, que buscará su cuarto mandato (ya tuvo dos, luego lo sucedió su mujer, Claudia Abdala, la volvió a reemplazar y ahora busca su reelección). “El gobierno provincial ha predicado la resignación y la dependencia. Por más que les repartan bonos especiales a los empleados públicos, esta vez la dignidad y el futuro de nuestros hijos va a estar primero”, aseveró. Se refería al bono de 90 mil pesos para estatales que anunció Zamora en plena campaña electoral. Son tres cuotas, de las cuales la segunda será pagada cuatro días antes de la elección.

Justicia. Con su visita a Santiago del Estero, sumado a la actividad que tuvo con Vidal el jueves, Macri buscó también cambiar el enfoque de su agenda, que venía teñida por la citación a indagatoria que fijó el juez subrogante de Dolores Martín Bava en la causa por supuesto espionaje ilegal a familiares de las víctimas del ARA San Juan.

Sin referencias al caso en particular, Macri dejó una frase para la polémica: “Queremos que nos respeten, que respeten la ley y que seamos todos iguales ante la ley”. Justamente, un concepto similar esgrimió Facundo Manes, cuando criticó su ausencia a la citación. “Me parece que debería presentarse como cualquiera de nosotros”, había dicho el neurocientífico, en una declaración que le valió enojos internos de la conducción de JxC, que había salido al unísono a respaldar a Macri.

Bajo la tutela de su abogado, Pablo Lanusse, el ex mandatario presentó dos escritos en el juzgado el miércoles último. Uno donde recusa al juez por “prejuzgamiento” y “temor fundado de parcialidad”, y otro donde pide la suspensión de la indagatoria basándose en esa recusación. Por la tarde, el juez rechazó la recusación y lo citó para el jueves próximo nuevamente.

Desde el entorno de Macri confirmaron que esta vez sí estará presente, aunque no dieron detalles sobre cuál será su estrategia. “Lo sabrá primero el juez”, aducen respecto a si presentará un escrito o si aceptará responder preguntas. En el macrismo insisten en que ven la mano política detrás de su citación y temen que el juez incluso decida avanzar con un procesamiento justo en la previa de las elecciones.

Más allá de los problemas judiciales, Macri buscará mantener su agenda enfocada en la campaña electoral. Todavía no tiene definido las fechas, pero ya sabe que la próxima semana tiene paradas previstas en la provincia de Buenos Aires, junto a Diego Santilli, y en Córdoba. En esta última, donde siempre consiguió los mejores resultados, ahora tiene que sortear un mal trago: sus candidatos (Mario Negri y Gustavo Santos) perdieron la interna, por lo que tendrá que ir a apoyar a sus rivales.

Fuente; EL PERFIL

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *