Pablo Pérez le dio el triunfo a Newell’s

Con un tremendo golazo del volante, la Lepra le ganó a Unión y acumuló su segundo triunfo al hilo. Mirá.

El momento del gol (La Capital)

Lo necesitaba Newell’s y lo necesitaba Pablo Pérez. Tanto la Lepra como su referente anhelaban una victoria así. Por la crisis, por haber perdido hace poco a su tercer entrenador en menos de un año y para ratificar el triunfazo que había conseguido unos días atrás ante Independiente.

Fue el experimentado volante el que comandó a su equipo de principio a fin. Primero, para pegar un par de gritos y acomodar a los suyos en la parte inicial, cuando el Rojinegro sufría y caminaba por la cornisa, con dos salvadas en la línea (una de Lema y otra de Bittolo) incluidas. Después, ya en el complemento, para clavar un golazo de afuera del área que valió el único grito de la jornada y los tres puntos tan necesarios como aliviadores, mientras los dirigentes buscan al reemplazante de Gamboa y Taffarel quedarse con el puesto.

Festejo de gol.
Foto: JUAN JOSE GARCIA .

Festejo de gol. Foto: JUAN JOSE GARCIA .

Supo sufrir y supo aguantar Newell’s. Con el aporte de varios pibes, con otro debut (Martín Luciano) y guiados por los más experimentados, los rosarinos terminaron manejando los tiempos y el resultado, para dominar con claridad los segundos 45 minutos, privando al Tatengue de alcanzar la línea de Racing en la lucha por meterse en la próxima Copa Sudamericana.

Como anillo al dedo vino la victoria para la Lepra. En una temporada que lo tiene como uno de los peores del fútbol argentino, Newell’s sumó dos triunfos al hilo por primera vez en el campeonato y apuntará a cerrar el año encontrando la paz que no tuvo en los últimos meses, tan lejos de la pelea por el torneo como de la de la clasificación a las Copas.

Sumó tres puntos y aire Taffarel, quien ya avisó que sueña con adueñarse de forma definitiva del puesto en el banco de suplentes y que toma oxígeno para, al menos, aguantar hasta fin de año en un club inmerso en una fuerte renovación.

El tiempo dirá si le alcanzará o no al interino para dejar de serlo. Lo cierto es que, mientras tanto, los pibes, liderados por los grandes, suman y mejoran. Esta vez, el que quedó en el camino fue Unión. Y todo gracias al golazo de Pablo Pérez…

Fuente: OLÉ

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *