Vizzotti dijo que “la preocupación está y nadie subestima la situación” ante la suba de contagios

La ministra de Salud de la Nación explicó que “los registros aún no hablan de un sistema sanitario en tensión”. La funcionaria resaltó que ahora se cuenta con una herramienta que cambia la situación epidemiológica para mejor: la vacunación. Aclaró que muy probablemente la presión de los centros de salud se traslade a los centros de testeos.

La ministra de Salud, Carla Vizzotti, recalcó que el gobierno nacional “no subestima la situación” sanitaria provocada por el aumento de contagios de Covid-19 y descartó que por el momento se cierren actividades, debido a que los registros aún no hablan de un sistema sanitario en tensión.

“Lo que tenemos que pensar es que en la ola que tuvimos este año llegamos a tener casi 8 mil personas en terapia intensiva y ahora tenemos entre 800 y 900”, argumentó Vizzotti, quien no descartó la posibilidad de ampliar los sistemas de atención para atender casos de gravedad, si fuera necesario.

Según la ministra, lo que “está claro es que, aunque el porcentaje de complicaciones sea bajo, si hay un aumento exponencial de número de casos van a haber más internaciones”.

Por eso, agregó durante una entrevista por radio Con Vos, “el mensaje no es que no pasa nada sino que tenemos una herramienta, que es la vacunación” y por lo tanto “tenemos que completar los esquemas, darnos los refuerzos y sostener los cuidados sabiendo que si alguien tiene síntomas no debe subestimarlos”.

¿Puede haber un cierre de actividades?

Al ser consultada sobre la posibilidad de que, ante el incremento de contagios, el gobierno nacional pueda decidir el cierre de actividades como durante 2020, la ministra fue enfática en descartarlo por el momento.

A la vez, explicó el por qué: durante el último semestre, el gobierno nacional, en consonancia con los gobiernos provinciales representados en el Consejo Federal de Salud, determinó un cambio en el indicador para decidir los cierres.

En un primer momento, las restricciones se fundamentaban en la cantidad de casos. Luego, con la experiencia, se determinó que el indicador fuera la cantidad de internaciones en terapia intensiva y la tensión del sistema de salud.

En este momento y a pesar del aumento de casos, “nuestro sistema está dando respuesta y no tiene tensión”, aseguró la funcionaria. “Si se tuviera que tomar una medida no sería un cierre de actividades ilimitado sino una disminución de la intensidad de las actividades abiertas, sobre todo de eventos masivos por una semana para disminuir la transmisión”, argumentó.

“Vamos a tener tensión en los centros de testeo”

“Cuando nosotros hablamos de la importancia de la vacunación hablamos de reducir las hospitalizaciones y las muertes. Eso se está logrando y tenemos la expectativa clara de sostener”, aseveró la funcionaria.

Lo que “claramente” hizo que el aumento de contagios fuera exponencial fue “el aumento de circulación de las personas y las nuevas variantes”. Así y todo, añadió, “lo más importante es que no se está traduciendo en internaciones y muertes”.

El monitoreo es permanente y lo que va a pasar no lo sabe nadie. Preocupación está y nadie subestima la situación”, resaltó la titular de la cartera sanitaria. Por esta razón, aseguró que “se están expandiendo los testeos y los centros de vacunación”.

Lo que se puede predecir en este contexto es que “vamos a tener tensión en los centros de testeo” y de vacunación, “y esperemos que no en las internaciones y las muertes”.

Vizzotti no solo insistió con la importancia de la vacunación para evitar el agravamiento de un eventual contagio. También recordó la importancia de mantener reuniones sociales pero “en espacios al aire libre, usando barbijo, cuidando la distancia y si alguien tiene síntomas, aislarse”.

Fuente: PAGINA 12

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *