Hay 350 escuelas santafesinas sin servicio de gas

El delegado de la Regional VI de Educación, Osvaldo Biagiotti, dijo que en Rosario son unas 200 escuelas que padecen problemas con el suministro

Unos 300 establecimientos educativos en toda la provincia de Santa Fe, 200 de ellos de Rosario, están sin servicio de gas o presentan problemas en el mismo y desde la Regional VI del Ministerio de Educación apuntaron a la empresa Litoral Gas por no haber acordado en su momento un esquema escalonado de verificación de las escuelas.

Este jueves, la comunidad educativa de la Escuela de Enseñanza Técnica Nº 469 Estanislao Zeballos y otros once centros de estudiantes, a los que se sumó la Federación de Secundarios Rosario, organiza el denominado “frazadazo”, una movida para visibilizar el grave problema que, al igual que esa escuela de España al 100, frente a la 469, padecen gran cantidad de establecimientos educativos por la falta o problemas en el suministro de gas. Según datos aportados desde el Fondo de Asistencia Educativa (FAE), en la ciudad hay 350 edificios en Rosario, que albergan a 456 establecimientos educativos, que van desde jardines maternales, a terciarios, nocturnas y Eempa del sistema de educación pública. Poco menos del 50% de esa cantidad de escuelas no tienen o padecen serios problemas en el suministro de gas.

Este jueves, en declaraciones al programa “Todos en la Ocho”, el delegado de la Regional VI del Ministerio de Educación, Osvaldo Biagiotti, comentó que luego de haber estado reunido con representantes de los centros de estudiantes, se les brindaron explicaciones sobre los inconvenientes generados por el suministro de gas.

En ese contexto, el funcionario explicó que el gobierno provincial tiene la decisión de “atender todos los casos de falta de gas en las escuelas acompañada de una disponibilidad presupuestaria ilimitada”. “Sabemos que el tema del gas pueden ser 50.000 pesos por el cambio de una llave o siete millones de pesos por el recambio total del tendido en un establecimiento escolar. Se van a atender todos los casos. Ninguna de las 3.500 escuelas de la provincia va a quedar sin suministro”.

Consultado sobre por qué no se había avanzado en estos dos años de pandemia en la inspección y solución de los inconvenientes, Biagiotti se mostró tajante: “Habría que preguntarle a Litoral Gas por qué en ese tiempo no acordó con el Ministerio de Educación un esquema progresivo de verificación de las escuelas y en cambio salió masivamente a inspeccionar en enero, febrero y marzo decenas de escuelas y a cortar el suministro cuando veía que un caño tenía una pulgada menos de lo que correspondía. Hay que decirlo claramente. Eso tiene su marco normativo y su tiempo, pero eligieron hacerlo ahora y dejar a más de 300 escuelas de la provincia sin gas”.

Acerca de cuántas escuelas de Rosario se veían afectadas por problemas de gas, el delegado de la Regional VI de Educación concluyó: “Son unas 200, aunque estamos bajando esa cifra diariamente porque las obras están empezando y tan pronto como se terminan se pide la rehabilitación del servicio”.

El funcionario afirmó: “La empresa Litoral Gas argumenta que es autónoma en sus decisiones y se rige por lo que le marca el Enargás a nivel nacional y nosotros consideramos que no fue el proceder adecuado. Deben haber tenido sus dificultades, pero lamentamos que haya sido así”.

Por otra parte, Biagiotti garantizó el dictado de clases a pesar de los inconvenientes que gran cantidad de escuelas rosarinas atraviesen dificultades por problemas en el suministro del fluido: “Hay escuelas que tienen está restricción desde hace décadas. Hasta tanto cada obra sea ejecutada y finalizada, nosotros ofrecemos distintos tipos de paliativos. Como por ejemplo la compra de artefactos eléctricos como caloventores, estufas de cuarzo, anafes, pavas eléctricas. Son paliativos, sabemos que el rendimiento no es el mismo que con el uso del gas. Y para las obras de gas hemos reducido al máximo los procedimientos administrativos. Estamos pidiendo a las directoras que con un presupuesto y el compromiso de un gasista matriculado se lleve adelante la obra y en cinco o seis días para que el profesional ejecute, cobre y se tenga gas”.

Fuente: UNO SANTA FE

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.