Scaloni en Pujato: “Esta selección juega para la gente”

En la localidad del sur santafesino se montó un escenario para recibir al entrenador del plantel que obtuvo la Copa del Mundo Qatar 2022. Hubo abrazos, emoción, lágrimas y una frase contundente: “Todo lo que soy se lo debo a mis padres”.

Scaloni con la camiseta del «Ranero», en el Club Sportivo Matienzo de Pujato. Crédito: El Litoral.

La “caravana del campeón” sigue. El entrenador del seleccionado argentino campeón del mundo en Qatar, Lionel Scaloni, regresó a pueblo natal en la provincia de Santa Fe, Pujato, donde lo esperó una gran cantidad de gente para demostrarle su cariño y agradecimiento por el título. En esa localidad, una calle llevará nombre del DT.

Durante la jornada de este miércoles, que incluyó paseo por el pueblo, entrega de plaquetas, conferencia de prensa y visita al Club Sportivo Matienzo -allí le pusieron una camiseta del “Ranero”-, Lionel Scaloni insistió en que los futbolistas que él dirige “juegan para la gente”.

En la misma conferencia de prensa, Scaloni afirmó que “no merecimos sufrir tanto contra Francia, porque se dio el triunfo al final en los penales, pero tendría que haber sido antes. Y después, cuando vi la reacción de mis jugadores me derrumbé y me largué a llorar”.

Tras su arribo a Pujato, se organizó un acto público donde se lo notó visiblemente emocionado (“Pensé que ya no volvería a llorar”, dijo) y reconoció que le hubiese “gustado que el ómnibus que paseó al equipo por Buenos Aires lo hubiese hecho por todas las provincias del país”.

El intendente Daniel Quacquarini le otorgó una plaqueta y Scaloni también se dio un abrazo con “Chichita”, su maestra de primaria.

Todo el cariño del pueblo para su vecino campeón del mundo. Crédito: El Liotoral.


Un mimo al cielo

“Todo lo que soy se lo debo a mis padres, más allá de mi esposa, mis hijos y mi hermana que siempre están ahora”, apuntó.

Scaloni relató que su padre “confiaba en que se iba a dar el título, Por eso, cada vez que me veía levantaba un brazo en señal de festejo. Y lo hacía mucho antes del Mundial. Él siempre fue muy positivo y me decía que había que darle para adelante pese a las adversidades”.

Garra y corazón

El entrenador nacional remarcó los valores de sus futbolistas. “La clave es mostrarle a la gente que el equipo juega para ellos, y por eso da gusto entrenar a estos futbolistas. Cuando me preguntaron la otra vez que el argentino era arrogante y no sabía perder, yo dije que había que desterrar eso. Nosotros antes éramos hinchas de la selección, y ahora lo seguimos siendo, aunque estemos de este lado”, advirtió.

Una multitud copó las calles de la localidad para recibir al campeón.


Respecto de la final, Scaloni confió que “ahora se puede reconocer que Francia era la selección a vencer, lo mismo que la de Brasil. Por eso la final que jugamos fue increíble, ya que nunca dejamos de competir, pese a que nos empataron dos veces cuando parecía que la teníamos ganada”.

El mejor del mundo

Llegó luego la referencia ineludible al capitán, Lionel Messi. “Soy el fan número uno de Messi, pero me puedo abstraer de eso a la hora de dirigir al equipo. Él dijo que va a seguir, así que la ‘10’ la tiene guardada para cuando volvamos a jugar”, expresó.

Luego hizo referencia Carlos Salvador Bilardo, diciendo que “si se preocupó porque Alemania les empató la final de México 1986 2 a 2 como Francia a nosotros, después de estar ganando 2 a 0, imagínense lo que sentí yo. Es que ahí me puse a pensar que tendríamos que haber cerrado el partido antes, que esto o aquello. Porque uno siempre se está autoexigiendo”, aseguró.

Para finalizar, recordó el momento con su hijo mayor, de 11 años. “Cuando lo vi llorar en la platea después de ganarle por penales a Países Bajos, lo hice bajar a la cancha. Se puso así porque no entendía que estábamos ganando 2 a 0 y de pronto nos empataron y fuimos a penales. Nunca lo había visto llorar así”, detalló Scaloni.

Fuente: EL LITORAL