La confesión de Vignatti: «Es muy probable que sea mi último año en Colón»

El presidente habló de todos los temas como hace tiempo no lo hacía en una entrevista con El Litoral y Radio Gol. Del grave problema de la barra brava y la detención de dos dirigentes de su Comisión Directiva, sentenció: «Hubo una mano negra y sé de dónde vino».

Para toda la vida. El momento más determinante de José Néstor Vignatti como presidente del Club Atlético Colón: la Copa de la Liga y la primera estrella para el fútbol de Santa Fe en toda la historia. Foto: Hugo Pascucci

En una de las entrevistas más calientes de los últimos tiempos, el presidente sabalero José Néstor Vignatti dialogó con El Litoral y Radio Gol 96.7. En el final de la entrevista dejó la frase del año cuando el 2022 se va: «Es lo más probable que sea mi último año en Colón». Sus definiciones más importantes:

– El avance edilicio de Colón. «El club ha tenido un crecimiento constante y paulatino, seguramente con altibajos en cuanto a las posibilidades, ya que se sabe que en la Argentina estamos pasando un momento muy difícil con los clubes deportivos porque estamos en una amplia desventaja con respecto a las instituciones del exterior».

– La Libertadores y la mala campaña doméstica 2022. «Todos los equipos argentinos que han participado en la Copa Libertadores y la Sudamericana han tenido un bajón sin excepción, hubo como una descompresión en las expectativas. Ganamos la zona en la Libertadores que no era menor, con tres grandes de Sudamérica, nos ubicamos entre los mejores 16 y eso lo tenemos que valorar».

– ¿Pudo ser el «Vikingo» Zielinski antes de «Saraga»?. «Siempre seguimos la trayectoria de Zielinski, era una aspiración poder tenerlo, pero también está la otra parte. Se dieron dos cosas: primero fue el tema económico y luego apareció la figura de Saralegui, que demostró en un corto tiempo que puede ir por más».

– ¿Por qué la elección de Marcelo Saralegui?. «Creo que Marcelo Saralegui una persona que está muy metido en el corazón de la gente y eso hace que nos hayamos inclinado con él. Nadie te asegura nada, pero cuando uno cuenta con esa seguridad a uno lo termina por convencer»

– El blindaje de Bernardi y la cláusula gatillo. «La verdad es que el fútbol argentino en general estamos en una situación muy en desventaja ya que los jugadores optan por irse. Lo de Christian Bernardi se concretó, no es más jugador de Colón, había una cláusula y casi que le suplicamos que se quede a mitad de año cuando tenía propuestas de irse. Tenía esta posibilidad y surgió un club interesado del exterior».

– ¿Qué va a pasar con el «Pulga» Luis Miguel Rodríguez en Colón?. «Nunca se sabe qué puede pasar. Uno quiere alejarse de los conflictos, pero a algunos les gusta más esos caminos, particularmente con los que manejan intereses. Prefiero abstenerme de dar opiniones, ya que estamos en un momento crucial de la negociación. No me parece oportuno adelantar nada».

– El faltazo de «Wanchope» y los clubes interesados en Ramón Darío Ábila. «No tuvimos ofertas, es intransferible, salvo que sea una situación muy especial, que no ocurrió, ya se normalizó todo. Sabemos que está volviendo de una situación especial y hay que entender cuando hay razones familiares de por medio. Tenía un compromiso con la vida de estar en el Mundial, y lo entendimos».

– El sí para la continuidad de Paolo Duval Goltz en Colón. «Sí, gracias a Dios, en el transcurso del año le recalcamos que estábamos a gusto con él, más allá de ser un buen jugador de fútbol es un maestro dentro de la cancha y lo necesitábamos».

– ¿Se puede vender un jugador canterano en este mercado?. «Por Eric Meza tuvimos una propuesta de un equipo grande de la Argentina y le dijimos a su representante que no era el momento, ya que lo necesitamos. Tiene una condición especial que es muy joven y que tendrá alternativas más importantes y se les darán más adelante».

– ¿Tiene energías Vignatti para encarar el futuro en Colón?. «Si uno no tiene ganas no puede estar en este lugar, primero que nadie lo obliga, y en mi caso hay que hacerlo con vocación, con aciertos y errores, con la finalidad de serle útil al club. Creo que cuando uno va a una elección y es elegido, desde ahí y hasta el último día del mandato debe tener la misma responsabilidad y ganas».

– El tema barra brava, apriete al plantel y detención de dos dirigentes. «Creo que hubo una mano negra, que no es de los dirigentes ni de la gente cercana al club. A lo mejor en algún momento lo sepamos, son cuestiones que no son del agrado, siempre hay que tratar de conciliar, si hay dirigentes que acertaron o se equivocaron el tiempo lo dirá».

– La frase del año cuando asoma 2023. «Es lo más probable que sea mi último año en Colón, uno nunca sabe porque Dios luego dispone, por una cuestión lógica, que desde 2016 hasta ahora es como que vino sin querer, uno se mete en el tema y se cargan las pilas; pero el tiempo pasa, hay que darle oportunidades a otros, y a la vida de uno. Hay que estar bien ayudando al club que uno ama, pero también con la gente que a uno lo rodea. A veces se puede pero en otras hay que darle lugar al recambio»

– La asamblea sabalera. «La de hoy es una oportunidad que se da todos los años para que el socio se acerque al club de otra forma que no sea la deportiva. Es una manera que tiene para cronometrar la vida institucional y me parece oportuna la concurrencia. Más allá de la parte legal y la organización de la Asamblea, se hablará de varias cuestiones que el socio quiere saber. Esperamos a todo aquél que pueda ir».

Fuente: EL LITORAL