El futbolista iraní Amir Nasr Azadani no será ejecutado, pero irá a prisión

Luego de varias protestas y de que su caso se volviera viral alrededor del mundo, la Justicia de Irán finalmente definió una condena de cárcel por «incurrir en delitos contra el orden público, reunirse y conspirar para vulnerar la seguridad del país» y por cometer «un delito contra Dios».

Azadani finalmente no será ejecutado en la horca, pero fue condenado a 26 años de prisión.

El caso de Amir Nasr Azadani revolucionó las redes sociales, luego de que se conociera que podría recibir la pena de muerte por su apoyo a los reclamos de las mujeres en Irán en las protestas por el caso de Mahsa Amini. Finalmente, este lunes se conoció que el futbolista no será ejecutado en la horca, pero sí que deberá cumplir una extensa condena de prisión.

La Justicia de Irán condenó a Azadani a 26 años de cárcel por «incurrir en delitos contra el orden público, reunirse y conspirar para vulnerar la seguridad del país», además de cometer ‘moharebé’, «un delito contra Dios», según informaciones de la cadena Iran International.

Su caso tomó relevancia internacional y hasta el sindicato internacional de jugadores, FIFPRO, pidió «la eliminación inmediata de su castigo» al igual que se manifestaron en ese sentido distintos organismos ligados a los derechos humanos.

Fuente: C5N