Qué es la demencia frontotemporal, la enfermedad que padece Bruce Willis

La familia del reconocido actor estadounidense Bruce Willis informó que fue diagnosticado con demencia frontotemporal. ¿Cómo reconocerla y a qué edad se dan los primeros síntomas?

En marzo del 2022, el actor anunció su retiro cuando fue diagnosticado de afasia.

El actor estadounidense Bruce Willis fue diagnosticado con demencia frontotemporal, informó este jueves la familia del taquillero intérprete, luego de que en marzo último se anunciara su retiro cuando se supo que el héroe de «Duro de matar» padecía afasia, un trastorno cognitivo que compromete la capacidad de producir y comprender lenguaje. Pero ¿de qué se trata esta enfermedad?

El Dr. Hugo. D. Valderrama, Médico Neurólogo y Máster en Neurociencias, explicó a El Litoral de qué se trata esta enfermedad, cuáles son los síntomas y a qué edad pueden aparecer las primeras señales.

– ¿Qué son las demencias, existe más de una?

– Las demencias son un grupo de enfermedades crónicas, que dañan las neuronas del cerebro de manera progresiva, alterando las funciones mentales y/o la conducta, lo que provoca una pérdida de autonomía de la persona. La demencia de Alzheimer es el tipo de demencia más frecuente en el grupo, pero existen otras, le siguen en frecuencia la demencia frontotemporal, luego la demencia vascular y otras más.

– ¿Y la demencia “senil”?

– El agregado “senil” luego del término demencia se encuentra en desuso, es sesgado y genera confusión. No es un tipo de demencia, sino que senil significa “relativo a la vejez”, Pero no todas las personas que padecen demencias son adultos mayores. Hay personas jóvenes menores a 40 años diagnosticadas, aunque de manera mucho menos frecuente. Lo correcto es usar el término diagnóstico demencia y luego el tipo de demencia si se cuenta con el dato, por ejemplo “Demencia Fronto-Temporal”.

– ¿En qué se diferencian estos tipos de demencia?

– Principalmente los síntomas iniciales de la enfermedad, dependiendo qué redes neuronales se dañen primero. Además de los diferentes procesos patológicos que se suceden para dañar la neurona.

– ¿Se presentan a distintas edades?

– Si, dependiendo del tipo de demencia, varía la prevalencia respecto a la edad. Por ejemplo, en la demencia frontotemporal la presentación de los primeros síntomas se da entre los 50 y 60 años, el inicio es más temprano que el Alzheimer, que lo más frecuente es arriba de los 65 años.

– En la demencia frontotemporal ¿cuáles son los síntomas?

– Se la llama así porque las principales redes afectadas se encuentran en la parte anterior (frontal) del cerebro, que cumple las funciones de control de la conducta, el razonamiento complejo y el lenguaje, entre otras. Según las redes específicas que predomine la afectación, serán los síntomas que se destaquen. Si se altera primero el lenguaje, la personas tendrá problemas para expresarse, comprender o ambas, lo que se denomina afasias. Si es la conducta, cambia la personalidad, al punto de no tener lógica alguna las reacciones con el contexto. Se puede volver apática o desinhibirse, ansiosa, irritable a veces agresiva, o presentar alucinaciones y delirios. Si es razonamiento, se alteran las llamadas funciones ejecutivas, la capacidad para comprender, planificar y evaluar sobre tareas o problemas de la vida diaria.

– ¿Existe un tratamiento curativo?

– Lamentablemente, no. En la actualidad, hay tratamientos para disminuir síntomas y/o enlentecer su progresión. Se están realizando, desde hace tres décadas, investigaciones de nuevos fármacos que van surgiendo.

– ¿Cuál sería la principal alarma a tener en cuenta?

– Lo principal a tener en cuenta es que las demencias no son “normales” en las personas mayores, como tampoco en los adultos más jóvenes. Afectan a un gran porcentaje, llegando a más del 30% arriba de los 80 años, pero no a todos. No es normal que se pierdan las funciones mentales o se dañe la conducta de manera progresiva, a ninguna edad. Lo resalto con mayúsculas, ya que este error básico lleva a que se demore la consulta médica, por lo tanto también el tratamiento y la asesoría a los seres queridos, de la personas que padecen demencia. Por lo tanto, frente a la duda de cualquier cambio en las funciones mentales o la conducta progresivo se debe realizar la consulta.

Fuente: EL LITORAL