River depende de que Unión gane, para festejar este lunes

Hay diez puntos de ventaja entre River y Talleres. Si Unión gana en Córdoba, la ventaja será imposible de descontar para los cordobeses en las tres fechas que restarán para el final.

Créditos: Pablo Aguirre

Unión visitará este lunes a Talleres en un partido que adquiere una importancia suprema en la definición del torneo, al punto tal que del resultado de este partido depende del festejo o no de River, que ya empató en esta fecha ante San Lorenzo, en un partido que, además, frenó su racha goleadora y puso fin a 38 partidos en los que convirtieron de forma consecutiva.

La vez anterior que River había finalizado el marcador sin goles a favor ocurrió el 24 de septiembre de 2022 cuando perdió 1-0 ante Talleres de Córdoba, en el Más Monumental, por la Liga Profesional de Fútbol.

Desde entonces, con Gallardo como entrenador, marcó en 7 partidos. Luego, Demichelis se hizo cargo del equipo, tras el adiós del «Muñeco» y acumuló 38 encuentros con -al menos- un tanto a favor.

El vigente registro superó aquel logrado por los DT Ramón Díaz y Américo Gallego entre 1999 y 2000, cuando el club marcó en 32 juegos en fila.

En la historia de River, sólo existen 3 marcas superiores. La primera ocurrió entre 1936 y 1939 -récord en la historia del fútbol mundial- cuando hilvanó 96 juegos en fila venciendo el arco rival. Más atrás figuran los 42 partidos entre 1951 y 1953 y los 40 entre 1945 y 1946.

Volviendo al partido de Unión, la posibilidad concreta del festejo hizo que la Liga Profesional provocara un enroque en los horarios originales de los partidos. El de Talleres-Unión iba a las 19.30 y el de Boca-Huracán, a las 21.30. Se inviertieron esos horarios y el encuentro en la Bombonera será a las 19.30 y el de Córdoba a las 21.30. ¿Las razones?, el posible festejo de los hinchas de River, que tendrá, como epicentro, el obelisco porteño. Si el encuentro de Unión se jugaba antes, los hinchas de River estarían festejando en caso de ser campeones, cuando se produzca la salida de los hinchas de Boca de la Bombonera con el consiguiente peligro. Por ello, se resolvió adelantar el encuentro de Boca, que culminará a la hora que empezará el de Talleres – Unión. En consecuencia, entre el final de Boca y el final de Talleres habrá dos horas, lo suficiente para que los hinchas de Boca se dispersen y no haya cruces con los de River que se volcarán, en caso de una victoria de Unión, a festejar la obtención del nuevo título.

Respecto de lo deportivo, Javier Gandolfi tiene pensado repetir la formación que viene de ganarle a Sarmiento por la mínima diferencia. Lo mismo pasa por la cabeza del Kily González, aunque dependiendo en su caso de la recuperación de Federico Vera y Jerónimo Domina, el primero con un fuerte golpe en el tobillo y el delantero con una molestia muscular.

Si esto se confirma, Herrera; Benavídez, Catalán, Rodríguez y Portillo; Ortegoza y Villagra; Valoyes, Garro, Sosa y Michael Santos serían los once de Talleres, hoy por hoy el único que está en condiciones de discutirle el campeonato a River.

Mientras tanto, la idea del Kily sería repetir equipo. Tanto Vera como Domina se recuperaron y el trabajo de todo el plantel fue apenas regenerativo durante estos pocos días que separaron el empate con Boca de este encuentro ante Talleres que acapara la atención de todo el país futbolero.

De tal forma que Cristian González pondría a Moyano; Vera, Paz, Calderón, Corvalán y Zenón; Roldán, Gordillo y Luna Diale; Machuca y Domina para el partido frente a la T, que se jugará en un colmado Mario Alberto Kempes cordobés.

Fuente: EL LITORAL.