Tercer mes consecutivo de retroceso en la producción industrial argentina

Las fábricas registraron una caída del 2,5%. Devaluación, falta de insumos y caída del poder de compra, superan las mejoras exportadoras de las automotrices.

Fiel señala que «se tiene mayor debilidad en la producción de maquinaria agrícola –acompañando la caída de patentamientos en el último semestre- junto con retrocesos de actividad en un mayor número de plantas del sector».

El Índice de Producción Industrial (IPI) de FIEL reportó para julio una caída interanual de 2,5% a nivel nacional, «encadenando tres meses en retroceso». En el séptimo mes del año -una vez más- el mejor desempeño fue de las automotrices -mejoran 20% con subas de las exportaciones» luego de los conflictos gremiales que obstaculizaron la operatoria portuaria el mes anterior.

«Los despachos de cemento acumulan cuatro meses de caída, siguiendo la contracción de la actividad de la construcción», señala la Fundación de Investigaciones Económicas Latinoamericanas, que tiene a Daniel Artana como primer economista en jefe.

«Al interior de la rama de las industrias metálicas básicas, la producción de aluminio no logró compensar la caída en la actividad siderúrgica primaria y de elaborados producto de conflicto gremial con UOM», dice el informe.

En el rubro de alimentos y bebidas, «la faena vacuna volvió a mostrar en julio una marcada alza interanual junto con una alta participación de hembras. Por su parte, la producción de aceites continúa mostrando caídas a causa de la falta de insumos, mientras que las bebidas muestran retrocesos difundidos, acumulando un semestre de recorte de la producción».Fuente: FIEL

Fuente: FIEL


Por el lado de las metalmecánicas, Fiel señala que «se tiene mayor debilidad en la producción de maquinaria agrícola –acompañando la caída de patentamientos en el último semestre‐ junto con retrocesos de actividad en un mayor número de plantas del sector. Con todo, la industria acumula en los primeros siete meses del año un retroceso de 1% en comparación con el mismo período del año pasado».

Además de las terminales automotrices, muestran mejoras la producción de minerales no metálicos con un 13,3%; refinación de petróleo 9,5%, metálicas básicas 7,3%; cigarrillos 3% y papel y celulosa 1.1%, siempre para los primeros siete meses del año y en la comparación interanual.

Por su parte, la producción de insumos textiles (+0,3%) igualó el nivel acumulado a julio de un año atrás, mientras que la de alimentos y bebidas se colocó ligeramente por debajo (‐0,6%) del alcanzado en el periodo enero – julio del año pasado.

«Finalmente, la metalmecánica acumula una caída de 8,9% y los insumos químicos y plásticos de 15,3%, en ambos casos en la comparación con los primeros siete meses del año pasado».

Desestacionalizado

«En términos desestacionalizados, la producción industrial del mes de julio registró un retroceso de 1,5% en la comparación con el mes anterior. Luego de que en junio, el nivel de actividad corregida por estacionalidad interrumpiera dos meses de contracción, en julio se retomó el sendero de caída», detalla Fiel.

En fase de contracción

Los indicadores que permiten monitorear la actual fase de contracción no arrojan señales de una rápida reversión. En cambio, todos ellos son consistentes con el tránsito por una fase de caída de la producción industrial, que se extiende por los últimos catorce meses y que resulta poco profunda en la comparación con episodios previos, señala el informe.

Tras reseñar la falta de acceso a divisas e insumos importados, Fiel expone que «la devaluación del tipo de cambio y el ajuste de tasas de interés en la post PASO, junto con las mayores restricciones a las operaciones con los dólares alternativos –MEP y CCL‐, coordinaron el freno en las ventas de insumos. Junto a lo anterior, un acelerado pasaje a precios recorta la mejora cambiaria real y profundiza el deterioro del poder de compra del público.»

  • 7,9% aumentó la producción de bienes de capital en siete meses, impulsada por las automotrices.
  • -0,1% cayó la producción de bienes de consumo no durable
  • -2,1% retrocedió la fabricación de bienes de uso intermedio
  • -2,6% involucionó la producción en siete meses de bienes de consumo durable

Fuente: EL LITORAL