Gophering: cómo evitar al hermano menor del ghosting

En tiempos en que muchas personas se conocen a través de aplicaciones online, a veces hay que estar atentos debido a que pueden surgir diversos inconvenientes.

Es prácticamente imposible evitar a lo largo de la vida experiencias de decepción afectiva. (Foto: Adobe Stock)

Una de las consecuencias que dejó la pandemia es en relación a la comunicación y, si bien hay muchos lugares a los que se puede asistir para conocer gente y conseguir una pareja, algunas personas eligen hacerlo a través de aplicaciones online. Así, es normal que surjan cada vez más comportamientos novedosos relacionados con esta actividad.

Este es el caso del gophering que toma su nombre del gopher, una especie de ardilla de tierra que vive en algunos países de América y que, al igual que los topos, se dedica a cavar túneles en el suelo. Este novedoso término es una forma de comportarse que tienen algunas personas.

La actividad en las apps de citas se incrementó luego de la pandemia (Foto: Adobe Stock/Tero Vesalainen)
La actividad en las apps de citas se incrementó luego de la pandemia (Foto: Adobe Stock/Tero Vesalainen)

El gophering consiste en una situación en la que nos emparejamos virtualmente con una persona con la que se desarrolla una gran conexión, pero solo a nivel digital y, antes de que podamos llegar a encontrarnos personalmente, esa otra persona desaparece sin dejar rastro y ya no contesta nuestros mensajes.

Un informe anual de la aplicación de citas Plenty of Fish ya había detectado esta desafortunada tendencia en 2022. El estudio reveló que alrededor del 52% de los usuarios de aplicaciones de citas confesó haber sido víctima de gophering.

Por qué algunas personas practican el gophering

Este tipo de comportamientos tan dolorosos está relacionado con la gran cantidad de opciones que actualmente parecemos tener en nuestra vida amorosa. Gracias a las aplicaciones de citas y a las redes sociales, cada día tenemos la opción de conectar con muchas personas, lo que significa que es muy fácil desaparecer cuando las cosas parecen no funcionar o simplemente tenemos una opción que nos apetece más.

Evidentemente, esto dio lugar a un escenario en el que muchas personas entablan relaciones y no se toman el tiempo de conocer profundamente a las personas con las que están, ni de crear conexiones emocionales significativas. Muchos solo quieren reforzar su ego. Construyen relaciones para conseguir esto y, una vez que se sienten mejor consigo mismos, deciden terminar la relación sin tener en cuenta los sentimientos de la otra persona que, en un caso de gophering, ni siquiera conocen.

Las personas que sufrieron gophering buscan una explicación a lo sucedido. (Foto: Adobe Stock)
Las personas que sufrieron gophering buscan una explicación a lo sucedido. (Foto: Adobe Stock)

La sexóloga Stacey Diane Arañez Litam, dijo que romper cualquier relación potencial puede parecer “psicológicamente más seguro” para algunas personas, ya que no necesitan enfrentar la vulnerabilidad y la incomodidad que conlleva el potencial de abandono y cambio.

“Las personas que sufrieron esta condición pueden internalizar creencias inútiles sobre ellas que minimizan su autoestima o invalidan su valor inherente de amor o conexión. Pueden pensar: ‘Si tan solo fuera lo suficientemente inteligente, lo suficientemente atractivo o de alguna manera mejor, entonces esto no habría sucedido’. En realidad, si te pasa, no te sientas culpable porque no es tu culpa”, expresó.

Cómo protegerse del gophering

Evidentemente, es imposible protegerse completamente de una situación de gophering o de ghosting, pero sí hay formas de evitar tomar demasiadas malas opciones, porque, en ocasiones, es posible detectar que existen más posibilidades de que se acabe dando.

Quizá lo primero que hay que hacer para evitar un problema de gophering es tener muy claro qué es lo que queremos de una relación. Una vez que lo sepamos, es importante ser sinceros desde el principio y decírselo a la otra persona. En el caso de que los objetivos de la otra persona sean incompatibles, nadie perderá tiempo ni invertirá energías en una relación que seguramente no llegará a ninguna parte.

Si estamos buscando tener una relación significativa deberíamos esforzarnos en distinguir cuanto antes a las personas que están en nuestra misma situación y a las que solo quieren algo esporádico. Que estén en esta segunda opción no es nada malo a priori, simplemente es necesario tenerlo claro para que todos los implicados sean conscientes de ello y no se generen expectativas infundadas.

Fuente: CON BIENESTAR.